29 Oct

Prevenir y reducir la radiación que afecta nuestra salud

En este punto de nuestras vidas, todos/as hemos oido hablar de los efectos nocivos que tiene para nuestra salud la radiación.  Lo que quizás no sabemos tanto es que el resentimiento, la ira, la amargura, el odio son estados emocionales que contienen una gran carga radioactiva; de hecho algunos expertos lo consideran; radiaciones de alta frecuencia.

28092011560

Síntomas o situaciones que  pueden ser signo de radioactividad:

– Taquicardias, pesadillas nocturnas o te despiertas con ataque de pánico

– Trastornos del sueño

–  Dificultad para despertarte; sientes que no has descansado

– Apretas los dientes (bruxismo)

– Cansancio

– Durezas o callos plantares

– Fascitis plantares

– Irritabilidad, las cosas te afectan en exceso, estás a menudo a la defensiva, estás resentido/a…

– Vives acelerado/a o con exceso de estrés.

– Cefalea o migrañas

– Enfermedad crónica

– Fibromialgia, fatiga crónica

– Tiroiditis de Hashimoto o autoinmune

–  Radioterapia

– Exceso de fuego o energía yan

– Conflicto con la autoridad (te molesta mucho que te manden, dirijan, presionen, te digan lo que tienes que hacer, se te pongan por encima)

– Adolescentes muy sensibles a la madre (les molesta casi todo lo que la madre les dice o hace, discuten con facilidad…)

– En zonas expuestas a la radiación

– Operadores y trabajadores que trabajan con telefonía, informática…

– Has sufrido recientemente alguna circunstancia dolorosa.

Aquí tienes algunas medidas sencillas que te van a ayudar a prevenir o reducir la radiación:

- Duerme con la cabeza en la dirección norte. Como segunda opción, al este.
- Baños en el mar (si no es la época, cubre los pies y las manos si puedes. Y si no, date baños en tu casa con agua salada)
- Calzado de materiales naturales (piel, esparto...)
- Ropa de tejidos naturales (algodón, lana, hilo...). Sobre todo si tienes tendencia a tener descargas  cuando tocas a otra persona, abres la puerta de un coche, etc.. o ves que tu ropa da chispazos.
-  Abre las ventanas de tu casa para que entre el sol y mantenla ventilada diariamente
- Evita llevar objetos metálicos (joyas, bisutería, reloj...)
- Sustituye el microondas por el cazo tradicional
- Desconecta el  wifi por la noche
- Camina descalza por tierra, arena o hierba
- Toca los árboles
- Desconecta el móvil por la noche
- Evita luces de bajo consumo
- Pon tus manos bajo el chorro de agua un rato, varias veces al día
- Evita utilizar despertador eléctrico
- Ponte los auriculares cuando hables por el móvil
- Utiliza placas u otras medidas que se pegan en los móviles u ordenadores para evitar el efecto radioactivo. También puedes poner cerca del ordenador; plantas (p.ej. cactus) o piedras  (p.ej. cuarzo blanco grande con turmalina encima más pequeña).
- Decora tu casa con plantas
- Practica la meditación, la relajación y aprende a gestionar tus emociones

Si presentas algún síntoma o situación de las que he citado, puedes consultarme para valorar cual es la opción terapéutica más adecuada para ti.

 

One thought on “Prevenir y reducir la radiación que afecta nuestra salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Más información

ACEPTAR