28 May

Repercusiones del apoyo insuficiente del hallux

Repercusiones del apoyo insuficiente del hallux

¿Sabías que un apoyo insuficiente del hallux o dedo gordo del pie puede provocar dolores, disfunciones en el pie y/o una lesión postural?

Es frecuente encontrarnos en clínica a pacientes que no utilizan su primer dedo en la fase de propulsión del pie o no lo apoyan correctamente.

Una zapatilla deportiva o calzado con una forma excesiva de barca en el antepie es una de las causas, ya que impide que la falange distal del dedo contacte con el suelo, favoreciendo la aparición de una hiperextensión del hallux y todas sus consecuencias en la uña: engrosamiento, distrofia, hematoma, fisuras, desprendimiento, hongos y/o uña encarnada.

Por otro lado teniendo en cuenta cómo funciona el pie, recordemos que la marcha finaliza en la fase de despegue con el impulso por parte del pulpejo del primer dedo. Si el dedo falla en esta fase, el arco sufre, se deforma, y sobrecarga al segundo. Se va a producir una biomecánica fallida con repercusión en el pie y ascendente, afectando también a grupos musculares de zonas que están más altas en el cuerpo.

Debido a la relación o inserción en el primer radio del pie de un gran número de músculos de la pierna; como el peroneo lateral largo, el tibial anterior, tibial posterior, flexor corto y largo, y extensor del primer dedo. Y debido a que estos a la vez son puntos de inserción de otros músculos situados por encima.

Es imprescindible la función de apoyo del pulpejo del primer dedo, así como la contracción equilibrada del músculo tibial posterior y peroneo lateral largo que fijan la primera articulación sobre el suelo y la acción del músculo flexor largo de los dedos, que actúa frenando el exceso de pronación, fijando los dedos al suelo y estabilizando las articulaciones metatarsofalángicas.

Las alteraciones del primer radio que cursan con un déficit de propulsión del primer dedo son:

- Acortamiento anatómico
 - Longitud excesiva en relación al 2º radio
 - Dorsiflexión o Flexión plantar excesivas
 - Fuerza prensil del dedo
 - Hipermovilidad
 - Hiperfunción
 - Elevación de la 1ª cabeza metatarsal en relación al resto

Estas disfunciones pueden generar una insuficiencia del 1º radio, sobrecarga del 2º radio (dureza, metatarsalgia, callo, dedo en garra o martillo), hallux valgus (juanete), antepiés supinados y hallux limitus o rigidus. Además de fascitis plantar, metatarsalgia, espolón calcáneo y adaptaciones posturales que pueden provocar sobrecarga muscular o una lesión en la rodilla, cadera y/o espalda.

El papel del podólogo posturólogo es realizar un estudio biomecánico completo e integrativo, no sólo valorando el análisis de la pisada y el estado músculoesquelético, sino también el estudio del equilibrio, la estabilidad y propioceptividad, y la integración de las diferentes fases del desarrollo mediante el testaje de los reflejos primitivos.

Con el objetivo de realizar el tratamiento adecuado para que el primer dedo apoye correctamente en el suelo, y para corregir las afecciones posturales que se han generado, durante la marcha, carrera o el salto.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Más información

ACEPTAR