Archivo de la categoría: PodoPostura

20 Jul

Tenemos un sexto sentido: La propiocepción

  • Tenemos un sexto sentido: La propiocepción

 ¿Te han dicho “no tienes nada” y sin embargo tienes dolor, o desequilibrio o síntomas digestivos o un hijo con dificultad de aprendizaje?.

Vivimos en una época en la que el cuerpo se corta a trozos y cada parte pertenence a un especialista médico. La propiocepción no se puede cortar y un bloqueo en este sistema puede dar lugar a un Síndrome de Deficiencia Postural (SDP).
El SDP se manifiesta clínicamente con varios síntomas y todos responden a un común denominador; dispropiocepción o fallo propioceptivo. Los pacientes se caracterizan por ser disfuncionales (no psíquicos). Por eso en las pruebas diagnosticas convencionales no se encuentra ninguna lesión que explique su sintomatología.
La propiocepción es el sentido que informa al cerebro sobre el estado del cuerpo y la relación del cuerpo con el espacio. Fue definida por Sherrington; médico neurofisiólogo premio Nobel de Medicina.

Gracias a la propiocepción vemos y oímos las cosas y sonidos tal como son, sabemos dónde pisamos, dónde está cada parte de nuestro cuerpo, escribimos dentro de unos parámetros de normalidad, procesamos instantáneamente la información que leemos, caminamos en línea recta, sabemos cómo está nuestro tono muscular; siendo capaces de reaccionar a tiempo evitando por ejemplo un esguince o una caída, y nos posicionamos correctamente en el espacio, etc.

Un problema propioceptivo puede generar descompensaciones posturales que cursan con dolencia o lesión músculo esquelética, y/o un Sndrome de Deficiencia Postural.

Algunas de las manifestaciones clínicas comunes que encontramos pueden ser debidas a un SDP: Lumbalgia, cervicalgia, dolor plantar, ciatalgia, síntomas digestivos, migraña, vértigo, caidas frecuentes, caninar en puntillas, tropezar con los propios pies, déficit de atención o concentración, ansiedad, depresión, fatiga crónica, dislexia.

 
Un fallo propioceptivo puede bloquear procesos cognitivos, y de aprendizaje en los niños.
Síntomas del SDP:
  • Dolor (en las piernas, plantar, cervicalgia, ciatalgia, lumbalgia, migrañ, cefalea, braquialgia, epigastralgia).
  • Desequilibrio (Vértigo, desequilibrio momentáneo, caidas frecuentes, mareo)
  • Síntomas digestivos (vómitos, nauseas, estreñimiento o diarrea).
  • Perturbación cognitiva (dislexia, déficit de concentración, déficit de atención).
  • Perturbación de la localización corporal (choca con las mesas, sillas o puertas, camina torcido, tropieza con los propios pies, morderse las mejillas, labio o lengua).
  • Déficit articular (Caminar en puntillas, dificultad en levantar los brazos o en flexionar los miembros inferiores,  perturbaciones  con limitación en la rotación y extensión a nivel de la columna cervical, dorsal y lumbar, déficit de apertura de la boca o click articular)
  • Descoordinación motora (dificultad en respetar las líneas, dificultad en los trabajos manuales, en los dibujos).
  • Perturbación sensorial (Hiperalgia de la piel, sensación de falso movimiento, sordera de percepción, retraso de la percepción auditiva).
  • Perturbaciones neurovasculares (hormigueo, sudor frío en las extremidades).
  • Perturbación espacial (percepción incorrecta de la verticalidad, dificultad en reconocer la izquierda de la derecha, localización egocéntrica incorrecta).
  • Perturbación psíquica (agarofobia, depresión, ansiedad, claustrofobia, hiperactividad).

Si tienes algunos de estos síntomas y al hacerte las pruebas diagnósticas médicas te dicen que no encuentran nada, probablemente estés ante un SDP.

La posturología es la ciencia de la propiocepción y el posturólogo estudia y trata las compensaciones posturales que generan una afección músculo esquelética,  y el Síndrome de Deficiencia Postural (SDP).

28 May

Repercusiones del apoyo insuficiente del hallux

Repercusiones del apoyo insuficiente del hallux

¿Sabías que un apoyo insuficiente del hallux o dedo gordo del pie puede provocar dolores, disfunciones en el pie y/o una lesión postural?

Es frecuente encontrarnos en clínica a pacientes que no utilizan su primer dedo en la fase de propulsión del pie o no lo apoyan correctamente.

Una zapatilla deportiva o calzado con una forma excesiva de barca en el antepie es una de las causas, ya que impide que la falange distal del dedo contacte con el suelo, favoreciendo la aparición de una hiperextensión del hallux y todas sus consecuencias en la uña: engrosamiento, distrofia, hematoma, fisuras, desprendimiento, hongos y/o uña encarnada.

Por otro lado teniendo en cuenta cómo funciona el pie, recordemos que la marcha finaliza en la fase de despegue con el impulso por parte del pulpejo del primer dedo. Si el dedo falla en esta fase, el arco sufre, se deforma, y sobrecarga al segundo. Se va a producir una biomecánica fallida con repercusión en el pie y ascendente, afectando también a grupos musculares de zonas que están más altas en el cuerpo.

Debido a la relación o inserción en el primer radio del pie de un gran número de músculos de la pierna; como el peroneo lateral largo, el tibial anterior, tibial posterior, flexor corto y largo, y extensor del primer dedo. Y debido a que estos a la vez son puntos de inserción de otros músculos situados por encima.

Es imprescindible la función de apoyo del pulpejo del primer dedo, así como la contracción equilibrada del músculo tibial posterior y peroneo lateral largo que fijan la primera articulación sobre el suelo y la acción del músculo flexor largo de los dedos, que actúa frenando el exceso de pronación, fijando los dedos al suelo y estabilizando las articulaciones metatarsofalángicas.

Las alteraciones del primer radio que cursan con un déficit de propulsión del primer dedo son:

- Acortamiento anatómico
 - Longitud excesiva en relación al 2º radio
 - Dorsiflexión o Flexión plantar excesivas
 - Fuerza prensil del dedo
 - Hipermovilidad
 - Hiperfunción
 - Elevación de la 1ª cabeza metatarsal en relación al resto

Estas disfunciones pueden generar una insuficiencia del 1º radio, sobrecarga del 2º radio (dureza, metatarsalgia, callo, dedo en garra o martillo), hallux valgus (juanete), antepiés supinados y hallux limitus o rigidus. Además de fascitis plantar, metatarsalgia, espolón calcáneo y adaptaciones posturales que pueden provocar sobrecarga muscular o una lesión en la rodilla, cadera y/o espalda.

El papel del podólogo posturólogo es realizar un estudio biomecánico completo e integrativo, no sólo valorando el análisis de la pisada y el estado músculoesquelético, sino también el estudio del equilibrio, la estabilidad y propioceptividad, y la integración de las diferentes fases del desarrollo mediante el testaje de los reflejos primitivos.

Con el objetivo de realizar el tratamiento adecuado para que el primer dedo apoye correctamente en el suelo, y para corregir las afecciones posturales que se han generado, durante la marcha, carrera o el salto.

17 May

Sobrecarga de gemelos y anteriorización postural

Sobrecarga de gemelos y anteriorización postural

¿Sabías que una sobrecarga en los gemelos y sóleo puede ser debida a que posturalmente estás anteriorizado?

Haz la prueba: Inclínate hacia delante manteniendo los pies fijos y siente lo que ocurre en la zona posterior de tus piernas. ¿Notas la tensión?

Si esta posición la mantuvieras en el tiempo acabarías con dolor o incluso con una lesión a este nivel, y/o una Tendinitis Aquilea sobre todo si tu pisada se acompaña de una excesiva pronación.

La función de estos músculos; gemelos y sóleo, es la extensión o flexión plantar del tobillo, necesaria en la fase de despegue o impulso que necesitamos para avanzar durante la marcha, el salto o la carrera.

Si tu centro de gravedad está adelantado, la demanda y contracción de estos músculos va a ser excesiva y puede cursar con dolor.

Es frecuente al hacer el estudio biomecánico y postural de un paciente que acude a la clínica con esta lesión, detectarle mediante la estabilometría, vertical de Barré y una exploración exhaustiva de su tono postural, un patrón de anteriorización involuntario establecido de forma permanente.

Este desequilibrio postural aumenta cuanto mayor es la exigencia de la actividad diaria. Por eso es más frecuente encontrarla en senderistas, bailarines y deportes como el running, voleibol, tenis, pádel, fútbol o baloncesto.

Una vez hecho el diagnóstico a partir del examen clínico y computerizado, realizamos el tratamiento, mediante plantillas con estímulos posturales que retropulsen al paciente hasta el punto en el que su centro de gravedad esté en equilibrio. De esta forma la musculatura se relaja y se regenera.

09 May

Las compensaciones posturales

Las compensaciones posturales

Desde un punto de vista postural, las 3 leyes del cuerpo son:
-Mínimo gasto energético
– Ausencia de dolor
– Mirada horizontal
Para ello ha de haber un EQUILIBRIO. Por eso el cuerpo va a realizar todo tipo de compensaciones para que así sea, con la finalidad de cumplir las 3 leyes.

Si existe cualquier disfunción, deformidad o alteración, el aparato locomotor en su conjunto va a estar implicado o afectado:

– Un antepié supinado, retropié pronado.
– Un 1º radio del pie insuficiente.
– Rodilla en recurvatum, genus valgo, torsión tibial.
– Una afección en el sistema oculo motor, en la oclusión dental.
– Una escoliosis, hiperlordosis lumbar, pierna más larga
– Un iliaco en anterioridad o posterioridad, torsión pélvica
– Una cicatriz, diafragma retraído.
-Sobreprogramación de cadenas musculares, hipotonía muscular, – – Etc.

Pueden ser el origen o la consecuencia de otras compensaciones que ocurren en el sistema músculo-esquelético.

De ahí la responsabilidad como podólogos que realicemos un ESTUDIO BIOMECÁNICO GLOBAL Y POSTURAL, más allá de la pisada o el apoyo plantar. También un EXAMEN ARTICULAR Y MUSCULAR, y explorar el comportamiento del centro de gravedad mediante la ESTABILOMETRÍA aunque el paciente acuda por un motivo aparentemente aislado, por ejemplo: dolor de talón, desviación de un dedo, tendinitis, entre otros.

Con la finalidad de realizar el tratamiento más adecuado para prevenir o solucionar el síntoma y las causas que lo producen.

28 Abr

La historia de tu vida te la cuentan tus pies

La historia de tu vida te la cuentan tus pies

Desde un punto de vista holístico:

Los pies representan:

  • El contacto con tu propia identidad y valor personal
  • El  grado de  estabilidad en tus desplazamientos frente a un objetivo
  • El sentimiento de seguridad y confianza en tu relación con la vida
  • Manifiestan la posición que tomas frente a las situaciones que se te presentan.

Las piernas indican la capacidad de adelantar en tu vida y  de ir o no al encuentro de la gente; acercarte o apartarte de ella.

Las rodillas manifiestan tu grado de flexibilidad y tu capacidad para amortiguar los golpes cuando sientes demasiada presión.

La pelvis y la cadera representan tu capacidad para lanzarte. Indican tu nivel de determinación en progresar y evolucionar.

Potencia tu seguridad, confianza y voluntad para que camines en la dirección que te lleva a:

  • Conseguir tus objetivos
  • Alcanzar tus sueños
Reprogramación postural y gestión de procesos de cambio y consecución de objetivos en el ámbito personal y de la salud.
23 Abr

El pie como causante de lumbalgia y cervicalgia

El pie como causante de lumbalgia y cervicalgia:

“Un problema lumbar, dorsal, cervical o de la zona alta del cuerpo, incluido los vértigos puede tener su origen en el pie”. SIN ACTUAR SOBRE LA CAUSA, ES IMPOSIBLE RESOLVER DE RAÍZ EL SÍNTOMA.

Y a la inversa, un problema en la zona podo-lumbar puede ser adaptativo.

Las lesiones o dolencias del cuerpo, incluidas las de la zona podo-lumbar (lumbares, cadera, rodilla y pie) pueden ser causadas por un problema de pisada, apoyo plantar (biomecánico) o en cambio, por un desequilibrio postural en el que entran en juego varios captores, entre ellos y fundamental, el podal.

En la unidad de Podogía, Postura y Biomecánica DE LOS PIES AL ALMA ubicada en la Clínica Universitaria Philippus, Esther García-Conde, podóloga especializada en biomecánica y posturología, realiza el estudio posturológico completo, mediante test clínicos y computerizados específicos que permiten:

– Averiguar cual es el factor determinante del problema .
– Realizar un tratamiento correcto y preciso.

“Recuerda que sin tratar la causa, es imposible resolver el síntoma”.

¿PARA QUÉ? Para resolver de raíz:

– Tu dolencia o afección muscular, articular, defomidad, disfunción, inestabilidad, caidas, prevención de fracturas, esguinces, vértigos, etc.

– Evitar recaídas y complicaciones mayores en el tiempo.

20 Nov

Espina irritativa en el pie

Espina irritativa en el pie:

¿Sabías que un dolor en el pie, especialmente en las zonas de apoyo, induce a realizar una postura que evite ese dolor?

Esto conlleva una serie de compensaciones posturales desfavorables en las zonas más distantes y/o en los miembros inferiores (cadera, rodilla y pie).

Es lo que llamamos ESPINA IRRITATIVA de apoyo plantar: un área nociceptiva podal CONSCIENTE O NO, que al entrar en contacto con el suelo produce un cambio en la postura o el equilibrio del ser humano de forma permanente.

Frecuentemente, las espinas irritativas pasan inadvertidas para el paciente e incluso para el podólogo. Por ello, para localizarlas y tratarlas debidamente, es fundamental conocer bien la técnica de exploración específica propia de la especialidad de posturología.

El acolchamiento, es decir la descarga de las espinas irritativas con los materiales y grosor adecuados, es un comienzo indispensable para resolver además del dolor, en caso que lo haya, las repercusiones posturales que han generado el trastorno músculoesquelético que padece el paciente.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Más información

ACEPTAR